Murió Olivia de Havilland, la última estrella de la Edad Dorada de Hollywood

La mítica actriz Olivia de Havilland, ganadora de dos premios Oscar, ha muerto a los 104 años de edad. Considerada la última estrella viva de la Edad Dorada de Hollywood, la intérprete murió en la noche del pasado sábado en su residencia de París.

Según informa Entertainment Weekly, la actriz de La heredera, Lo que el viento se llevó y Robín de los bosques murió “plácidamente mientras dormía” en su casa de la capítal francesa.

Nacida en Tokio en 1916, la actriz vivió una infancia caracterizada por un delicado estado de salud, la opresión de su totalitaria madre y la enemistad con su hermana Joan Fontaine (que arrastró hasta el final de sus días). Con tan solo 19 años debuto en el mundo del cine y, de allí, llegó directa al estrellato hasta lograr dos premios Oscar como mejor actriz protagonista por La vida íntima de Julia Norris (1946) y La heredera (1949).

Son innumerables los aspectos reseñables de la vida de Olivia: las muchas películas protagonizadas junto a Errol Flynn, su lucha judicial contra los estudios de cine de la época por las duras condiciones de sus contratos, su retiro a Paris al final de la carrera

Olivia de Havilland en 2016. (AP)
Olivia de Havilland en 1946 (AP)