El papa Francisco reiteró que “toda persona descartada es un hijo de Dios”

El papa Francisco reiteró este martes, a través de su cuenta en la red social Twitter, un tramo de su mensaje navideño en el que había afirmado que “toda persona descartada es un hijo de Dios”.

“El Hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descartada es un hijo de Dios. Vino al mundo como un niño viene al mundo, débil y frágil, para que podamos acoger nuestras fragilidades con ternura”, planteó el Papa con un mensaje que emitió en su cuenta en español @pontifex_es.

El mensaje del Papa es un extracto de su homilía de la misa de Gallo que celebró el jueves 24, en la que aseveró que “en el pobre pesebre de un oscuro establo está, en efecto, el Hijo de Dios”.

“¿Por qué nació en la noche, sin alojamiento digno, en la pobreza y el rechazo, cuando merecía nacer como el rey más grande en el más hermoso de los palacios? ¿Por qué? Para hacernos entender hasta qué punto ama nuestra condición humana: hasta el punto de tocar con su amor concreto nuestra peor miseria”, planteó entonces antes del extracto publicado hoy en Twitter.

Si bien la afirmación formó parte de la homilía de la celebración de Navidad, su réplica a través de Twitter se produjo hoy, en la jornada en la que el Senado tiene previsto tratar el proyecto de legalización del aborto, rechazado por la Iglesia, que incluso cuestionó la oportunidad del debate.

De hecho, ayer, durante la misa por la festividad de los Santos Inocentes, el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, cuestionó la “febril obsesión por instaurar el aborto en la Argentina, como si tuviera algo que ver con los padecimientos, los temores y las preocupaciones de la mayor parte de los argentinos”.

En tanto, el pasado 21 de diciembre, en su mensaje navideño, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) también había cuestionado, la “febril obsesión por instaurar el aborto en la Argentina”, mientras hay “miles de cuestiones sanitarias y sociales a resolver”.

Además, en el texto titulado “¿Por qué no renovar la esperanza?”, había señalado el país necesitaba “una ardua reconstrucción: de las fuentes de trabajo, de la educación, de las instituciones y de los lazos fraternos”.

Papa Francisco. (DPA)