Las acciones de Twitter se desplomaron tras la suspensión de la cuenta de Trump

Las acciones de Twitter sufrieron el lunes una dura caída de 5% en Wall Street (en la apertura alcanzaron el 12%), después de que la red social prohibiera permanentemente al presidente saliente, Donald Trump.

La pérdida, el valor de mercado de la empresa, fue de unos U$S 2.100 millones. 

La empresa comunicó que los mensajes del líder republicano, que tiene 88 millones de seguidores, tienen el riesgo de generar un aumento de la violencia tras el asalto sangriento al Capitolio perpetrado por fanáticos del pressidente saliente.

Twitter fue el canal preferido de Trump para amplificar los ataques contra sus rivales, comunicarse con sus seguidores y provocar a otras naciones durante sus cuatro años en el poder.

La medida de Twitter, pocos días antes de que Trump deje el cargo, siguió a la suspensión del presidente por parte de Facebook, cuyo fundador y director ejecutivo, Mark Zuckerberg, dijo que las publicaciones más recientes de Trump mostraron que tenía la intención de usar el tiempo restante en el cargo para socavar una transición pacífica y legal del poder.

Más perfiles cancelados

La red social Twitter informó además este lunes que ha cancelado de manera permanente más de 70.000 perfiles de su plataforma que difundían teorías de la conspiración y material relacionado con las tesis del movimiento de extrema derecha QAnon, presente entre los partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que asaltaron la semana pasada el Capitolio.

“Estas cuentas se dedicaron a compartir contenido dañino asociado a QAnon a gran escala”, así como “a la propagación de sus teoría de la conspiración”, ha explicado Twitter en un comunicado, en el que también ha precisado que muchos de estos perfiles estaban gestionados por varias personas que administraban otras al mismo tiempo.

La semana pasada, la citada red social ya suspendió de manera permanente también la cuenta oficial de Trump, quien había hecho de esta herramienta su principal plataforma de comunicación.

Twitter justificó su cierre alegando que el presidente de Estados Unidos estaba alentando con algunos de sus mensajes a quienes acudieron al Capitolio el pasado miércoles. Una medida que fue seguida a continuación por Facebook e Instagram, quienes también cancelaron los perfiles de Trump en estas plataformas.

La supuesta incitación a la violencia por parte de Trump se ha traducido en un aumento de la presión para que abandone el cargo antes de la ceremonia de investidura. Además ha propiciado la apertura de un juicio político o ‘impeachment’ en su contra por “incitar a la insurrección”.

trump_21_1_1610449118.jpg