La Anmat ya analiza los informes rusos y se espera su aval para que los mayores de 60 años reciban la Sputnik V

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) avanzaba este martes con el estudio de los informes que enviaron desde Rusia para determinar si autoriza el uso de la vacuna Sputnik V, que desarrolló el centro Galameya contra el coronavirus, en personas mayores de 60 años.

“El viernes llegó toda la documentación y se está trabajando en eso”, confirmaron fuentes oficiales a La Voz.

La Anmat trabaja con la documentación que el viernes pasado le giró el Fondo Ruso de Inversión Directa al Ministerio de Salud sobre los estudios en fase 3 que se realizaron con personas de más de 60 años.

Aunque trascendió que el organismo de control argentino podría hacer público su aval en las próximas horas, en la Casa Rosada aclararon: “Lo están estudiando pero no tenemos los tiempos”.

Autorizar el uso de la Sputnik V para personas mayores de 60 años, que integran el grupo de riesgo de coronavirus, será un paso clave, sobre todo, porque el gobierno nacional avanza con el plan de vacunación.

Al respecto, este martes comenzó a aplicarse en Córdoba la segunda dosis de la primera partida de 300.000 vacunas que se fueron a buscar a Moscú para inmunizar, primero, al personal de salud con mayor exposición.

Aprobar el uso de la Sputnik V para personas de más de 60 años también es clave para iniciar la vacunación de los docentes, con las que el Gobierno nacional espera garantizar el regreso de los alumnos a las escuelas.

La intención, es que en los próximos días la medicación rusa comience a ser aplicada en los maestros y maestras de todo el país.

El ministerio de Sanidad de Rusia autorizó el pasado 26 de diciembre la vacunación contra la covid-19 para los mayores de 60 años con el preparado ruso Sputnik V.

“El Ministerio de Sanidad aprobó cambios en las instrucciones de uso del medicamento. Así, los ciudadanos mayores de 60 años también podrán vacunarse contra el coronavirus”, dijo el ministro ruso de Sanidad, Mijaíl Murashko, a la televisión pública rusa.

Murashko subrayó que los últimos análisis confirmaron que el uso de Sputnik V no representa ningún riesgo para las personas mayores.

Al respecto, el Fondo de Inversiones Directas, encargado de la venta de la vacuna rusa, destacó que los ensayos clínicos mostraron una eficacia “mayor del 90 %” en dicho segmento de edad.

La vacuna de AstraZeneca, más cerca

Otro dato alentador es que el laboratorio argentino mAbxience enviará este martes a México la primera partida del principio reactivo para que allí se realicen los últimos procesos para comenzar a distribuir la vacuna que elaboró la Universidad de Oxford y que comercializará AstraZeneca.  

“Este miércoles tenemos el gusto de recibir el primero de estos embarques a granel, es un granel para aproximadamente un millón de dosis”, dijo el subsecretario de Salud mejicano, Hugo López-Gatell.

El principio activo de la vacuna AstraZeneca/Oxford es producido en Argentina por el centro biotecnológico mAbxience y será estabilizada y envasado en México por el laboratorio Liomont.

(La Voz/Archivo).