Argentina está entre los primeros en vacunar, pero con cifras muy bajas

Argentina está en el selecto grupo de 54 países que comenzó a vacunar contra Covid-19. Sin embargo, figura en el puesto 42º en porcentaje de población vacunada y corre el riesgo de quedarse rezagado debido a los retrasos en la entrega de dosis de la Sputnik V por parte de Rusia.

Nuestro país vacunó a sólo el 0,65 por ciento de la población, según el sitio Our World in Data de la Universidad de Oxford. En tanto, sólo 39 naciones ya vacunaron al menos a uno de cada 100 habitantes.

Sólo cuatro alcanzaron el 10 por ciento de la población inmunizada. Son los casos de Israel (44,88%), Emiratos Árabes Unidos (26%), Seychelles (18,7%) y Reino Unido (10,4%). Estados Unidos inmunizó al 6,9 por ciento y en la Unión Europea la cifra es de casi el dos por ciento.

A pesar del bajo porcentaje, Argentina es líder en América latina. Le siguen Costa Rica (0,58%), México (0,5%), Chile (0,34%) y Brasil (0,33%). La lista de países latinoamericanos que empezaron la campaña de inmunización se completa con Panamá y Ecuador.

Pero algunas naciones vecinas están encaminadas en conseguir dosis. Mañana llegarán a Chile casi dos millones de la vacuna china Sinovac. Y el domingo recibirían otro lote más. México, Perú y Colombia también esperan vacunas para comenzar a aplicarlas la semana próxima.

Demoras globales

De todas formas, las demoras en la entrega de dosis han retrasado los planes de vacunación de casi todos los países. La semana pasada, Pfizer redujo el envío de vacunas a varias naciones con los que ya había cerrado contratos, como México y Canadá, entre otros.

Esta semana AstraZeneca admitió que las dosis contempladas para distribuir durante el primer trimestre en Europa podrían reducirse a la mitad de lo previsto.

Argentina también firmó contrato con la empresa inglesa por más de 22 millones de dosis. Se esperan a partir de marzo. La ventaja estratégica es que este lote se obtendrá de las que se están fabricando en nuestro país (principio activo) y México.

La demora suscitó preocupación en la Unión Europea (UE), donde la campaña de vacunación está siendo más lenta de lo esperado y la rápida expansión de la variante británica del coronavirus disparó los contagios.

“La Comisión Europea y los estados miembros expresaron un profundo descontento con esto”, dijo la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides.

Y agregó: “No estamos dispuestos a aceptarlas y lucharemos para recuperar las entregas lo antes posible”. Algunos gobiernos, como Italia, estudian acciones legales contra las empresas fabricantes.

Brasil también está teniendo problemas con la distribución del principio activo para fabricar la vacuna china Sinovac.

En tanto, el mecanismo Covax, creado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar la vacunación en los países pobres, también presenta dificultades.

Inyecciones por provincia

En Argentina ya se aplicaron 260 mil dosis del primer componente y 32 mil del segundo, según datos del Ministerio de Salud de la Nación.

El distrito que inmunizó a una mayor proporción de sus habitantes es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el 0,78 por ciento. Le siguen Tierra del Fuego (0,72%), La Rioja (0,72%) y Chaco (0,63%).

Córdoba vacunó al 0,58 por ciento de sus habitantes con la primera dosis y al 0,18 por ciento con la segunda dosis.

Según la Nación, hasta el lunes en la provincia se habían aplicado 21.708 inyecciones del primer componente y 6.616 del segundo.

Se espera que entre el jueves y viernes llegue a Córdoba la segunda tanda del segundo componente (unas 11 mil) para completar el esquema de vacunación en unos 22 mil integrantes de los equipos de salud. Hasta el lunes quedaban unas tres mil dosis del segundo componente que llegaron el 18 de enero. Se terminarían mañana. Desde la Provincia indicaron que no hay fecha para nuevos envíos y, por lo tanto, para nuevos vacunados.

Velocidad lenta

La escasez de dosis condiciona la velocidad de vacunación que por el momento es lenta. La estimación es que con este ritmo, a fines de febrero se vacunaría a un millón de personas. A los 10 millones se llegaría recién en octubre de 2022.

Otro cálculo: si Argentina tuviera todas las vacunas disponibles y se incrementara por 10 el ritmo actual de aplicación, el país lograría vacunar a 10 millones de argentinos recién a fines de marzo.

La semana pasada, Ginés González García, ministro de Salud de la Nación, intentó traer tranquilidad. “Hay inquietud, a veces mala intención, pero tenemos asegurados más de 51 millones de dosis, con un programa nacional que tomará velocidad cuando tenga la escala que va a tener en los próximos días”, dijo.

Ese día el funcionario anticipó que antes de fines de enero el país iba a tener “una gran disponibilidad”, en referencia a los 4,7 millones de dosis de la Sputnik V, cuya entrega ahora está demorada.

Tres fórmulas descartadas

La empresa Merck decidió esta semana interrumpir el desarrollo de dos vacunas contra el coronavirus después de que los primeros resultados de los ensayos clínicos mostraran eficacias inferiores a las observadas en otras formulaciones.

Estos dos proyectos de inmunización se suman a uno desarrollado por la Universidad de Queensland y la empresa CSL también abandonado en diciembre pasado. Esta vacuna mostró problemas en el diseño, ya que los voluntarios inmunizados daban positivo a un test de VIH, a pesar de no tener este virus.

A nivel mundial hay 20 vacunas que siguen en fase 3, muchas de ellas autorizadas de emergencia por algunos gobiernos como son los caso de la Sputnik V, AstraZeneca, CanSino y Sinopharm.

Hay otras 24 formulaciones en fase dos, y 38 que están en la primera fase de ensayos clínicos con voluntarios humanos.

27-vacunas-aplicadas-WEB_1611705622.jpg
Dosis. Córdoba sigue aplicando la segunda dosis de la Sputnik V al personal de salud. (Nicolás Bravo)