Gill aceptaría ser postulante por el Frente de Todos, pero se demora la confirmación

La de ayer fue una jornada de arduas negociaciones políticas en la Casa Rosada, en las cuales participaron dirigentes cordobeses, pero las definiciones se estiran para el Frente de Todos en Córdoba. El villamariense Martín Gill sigue siendo el principal candidato para encabezar la lista de diputados nacionales en la provincia, pero hasta anoche no hubo una confirmación sobre su postulación.

La decisión que debe tomar el secretario de Obras Públicas de la Nación e intendente de Villa María en uso de licencia traba todas las negociaciones, ya que el espacio cordobés que responde al Gobierno nacional está conformado por distintos sectores políticos y quien encabeza la lista para la Cámara Baja influye en el resto de los lugares.

Los referentes locales del Frente de Todos, el senador Carlos Caserio y la diputada Gabriela Estévez, estuvieron ayer en la Casa Rosada, pero ambos dirigentes que integrarán la fórmula para el Senado evitaron dar precisiones sobre las negociaciones por las candidaturas.

Fuentes de la Casa Rosada aseguran que el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández coinciden en que Gill sea el primer candidato a diputado, pero le delegaron al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, la responsabilidad de convencer al villamariense de aceptar el desafío electoral.

El jefe del Estado, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, estuvieron casi toda la jornada de ayer repasando los escenarios electorales en cada provincia, pero la prioridad para el oficialismo nacional sigue siendo la provincia de Buenos Aires.

Las versiones en la Casa Rosada indicaban anoche que, luego de resolver la lista de diputados bonaerense, el presidente Alberto Fernández se abocará al “caso Córdoba”.

La intención ayer era organizar una reunión del jefe del Estado con Caserio y con Estévez para oficializar en las redes sociales al binomio que encabezará la boleta para senadores, pero esto finalmente se podría concretar hoy.

Más allá de la decisión personal de aceptar ser candidato, aparentemente, Gill mantiene reuniones con funcionarios nacionales y los referentes provinciales para asegurarse respaldo económico y político y diagramar una estrategia de campaña para desarrollar en la provincia más adversa para el Gobierno nacional.

De allí el hermetismo del villamariense, quien a través de sus colaboradores anoche mandó a decir que “aún no hay definiciones”, sin dar demasiadas precisiones.

La alternativa

En el caso de que Gill finalmente decida no ser candidato –algo que fue considerado como “muy poco probable” por un funcionario cercano alPresidente–, el exsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, es el dirigente que más chances tiene de encabezar la boleta para la Cámara Baja. La falta de confirmación del primer lugar en la lista de diputados demora las definiciones sobre el segundo lugar, que será para una mujer si el primer candidato es un hombre.

Desde hace varios días se menciona a distintas dirigentes para integrar la lista frentista. Mirtha Iriondo, titular de Fadea; la gremialista Ilda Busto (Gráficos), y Olga Riutort, referente peronista de la Capital.

Aunque hubo algunos sondeos un tiempos atrás, la riocuartense Adriana Nazario descartó volver a ser candidata a diputada nacional, en este caso por el Frente de Todos.

Algunos dirigentes cercanos a la última pareja de José Manuel de la Sota están en el sector que encabeza Caserio, pero la legisladora provincial en uso de licencia hoy se mantiene alejada de la política.

Desde las agrupaciones juveniles que integran el Frente de Todos, ya lanzaron la precandidatura de Constanza “Coti” San Pedro, de Patria Grande, una dirigente con línea directa con Juan Grabois.

Con la incorporación de Caserio, expresidente del PJ provincial, y un grupo de dirigentes que estuvieron con el delasotismo, en las negociaciones hay discusiones sobre si los principales candidatos deben tener origen peronista o kirchnerista.

En la boleta para senadores se cerró esa discusión, con el albertista Caserio encabezando la lista y acompañado por la cristinista Estévez.

Calvo no será candidato y Accastello acompañaría a Vigo para senadores

Aunque tiene la tranquilidad de poder aguardar hasta último momento porque es el gran elector de Hacemos por Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti va despejando dudas. Una decisión tomada es que el vicegobernador Manuel Calvo no ocupará ningún lugar en las listas.

La segunda autoridad de la provincia sonaba para acompañar a Alejandra Vigo en el binomio para senadores nacionales, pero, en las últimas horas, el gobernador decidió dar por terminadas las especulaciones y Calvo hará campaña como un referente de la gestión, pero no como candidato.

El segundo lugar para la Cámara Alta sería ocupado por el ministro de Industria y Comercio, Eduardo Accastello.

La estrategia de Schiaretti es que los referentes territoriales del oficialismo tengan presencia en las listas y, como exintendente de Villa María, el funcionario provincial mantiene su estructura en su ciudad y en el departamento San Martín.

En los últimos días se venía especulando en el PJ que Accastello sería el compañero de fórmula de Vigo si Martín Gill encabeza la lista de diputados del Frente de Todos.

Sin embargo, el mandatario provincial impulsará la postulación de Accastello sin esperar la definición sobre si el intendente de Villa María en uso de licencia aparecerá en la boleta del otro espacio peronista.

Otra de las decisiones que habría tomado Schiaretti es que el titular de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés, ocupe el cuarto lugar en la lista para la Cámara Baja.

Esta postulación tiene que ver con la candidatura del senador Carlos Caserio, quien buscará la reelección en la Cámara Alta.

Avilés, exintendente de Villa Carlos Paz, siempre fue rival político de Caserio en la ciudad turística más importante de Córdoba.

Vigo y De la Sota

Por otro lado, Alejandra Vigo y Natalia de la Sota, ya oficializadas como cabezas de listas para senadores y diputados, respectivamente, el próximo lunes compartirán un acto virtual con el sector de la CGT Regional Córdoba que conduce el gremialista José “Pepe” Pihen.

La convocatoria es a una reunión virtual al cumplirse un nuevo aniversario del fallecimiento de Eva Duarte de Perón.

Las dos principales candidatas de Hacemos por Córdoba ya se habían mostrado juntas la semana pasada, en el barrio 1º de Mayo, de la ciudad de Córdoba, en un acto oficial que encabezó la ministra de la Mujer, Claudia Martínez, quien lanzó el programa “Mujeres a la cancha”.

Una banca. El Frente de Todos renueva sólo una banca de diputados nacionales en las próximas elecciones legislativas. A Pablo Carro, dirigente gremial de los docentes universitarios, se le vence el mandato el 10 de diciembre.